Prevención del cáncer de mama

Prevención del cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las causas que cobra la vida de miles de mujeres alrededor del mundo, no solo en edades adultas, ahora aparece categóricamente en edades prematuras como jóvenes de 18 años.
El cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.

La mama está compuesta de lóbulos y conductos. Cada mama tiene de 15 a 20 secciones que se llaman lóbulos, que tienen muchas secciones más pequeñas llamadas lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos diminutos que pueden producir leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos delgados llamados conductos.

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

El mejor tratamiento del cáncer de mama es la detección temprana del mismo y de aquí la importancia de las campañas de prevención.
La prevención primaria está dirigida a eliminar causas u origen del cáncer de mama. Al no ser esto posible, la acción a ejercer será la de suprimir los factores de riesgo nocivos y crear condiciones óptimas para el equilibrio de salud y enfermedad.
La prevención secundaria del cáncer de mama, es decir, el diagnóstico oportuno y precoz y el tratamiento adecuado en base a éste, va a condicionar claramente la disminución de la morbilidad y mortalidad general por cáncer de mama en la mujer.

Mujeres entre 20 y 35 años:
Autoexamen de senos.
Examen ginecológico anual.

Mujeres entre 35 y 50 años:
Autoexamen de senos.
Examen ginecológico anual.
Mamografía cada 2 años.

Mujeres mayores de 50 años:
Autoexamen de senos.
Examen ginecológico anual.
Mamografía cada año.

Observe sus senos para detectar:

– Diferencias entre una mama y otra.
– Alteraciones en el tamaño, en la forma, en el contorno de cada seno como ser bultos, durezas, retracciones del pezón, descamación o desviación.
– Venas superficiales más visibles.
– Observe si la piel presenta ulceraciones, sarpullido, enrojecimiento o aspecto de hoyuelos (parecido a la cáscara de la naranja).
– Observe si existe alguna alteración en la mama, modificación en la piel o en los pezones.

Algunos consejos que le pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama

• Cambiar el estilo de vida o los hábitos de alimentación.
• Evitar las cosas que se sabe que causan cáncer.
• Tomar medicinas para tratar una afección precancerosa o para evitar que se presente el cáncer.
• Si existe una historia familiar de cáncer de mama es conveniente que se pida consejo genético, que permitirá determinar si se asocia con una mutación genética.

Infografía de Autoexamen

 

 

Deja un comentario